Arbol de Jade

A la Crassula Ovata se la conoce como árbol de jade y es originario del sur de África. Esta planta, de la familia de las suculentas o Crassulaceae. Tiene forma de árbol con el tronco marrón y muy ramificado, El follaje se compone de hojas ovaladas y carnosas de un color verde brillante que en ocasiones el borde de las mismas puede presentar una coloración rojiza si están muy expuestas al sol.

Cuidados del Arbol de Jade

Es de hoja perenne y puede llegar a medir metro y medio en condiciones óptimas. Es una planta crasa que requiere pocos cuidados y que puede vivir tanto en el interior como en el exterior, en maceta o en el suelo. Agradecida?, no, lo siguiente. Es prácticamente inmortal.

Riego

Es una planta que requiere poca agua, como el Aloe vera.  regándola una vez a la semana es suficiente en época de calor y como todas las plantas suculentas evitar el riego desde otoño hasta primavera.

Los riegos deben hacerse cuando el suelo esté bien seco, es sensible al exceso de humedad. Soporta heladas de hasta -7ºC y aunque no precisa poda es conveniente cortar las ramas y las hojas secas.

Temperatura

La temperatura ideal para el crecimiento de la planta está situada entre 20-25ºC y para el periodo de latencia entre 10-12ºC.

Luz

Para su cultivo le buscaremos un lugar soleado, aunque un poco de sombra en las horas en que es más fuerte el sol no le irán nada mal.

Tierra

El suelo puede ser pobre e incluso pedregoso, un suelo suelto, arenoso y bien drenado le va fantásticamente.

Reproducción

El árbol de jade se puede reproducir fácilmente por esqueje de tallos o de hoja. En la naturaleza, los tallos y las hojas a menudo se desprenden cayendo al suelo, y después de unas semanas, pueden echar raíces y formar una nueva planta.

Se reproduce con una facilidad pasmosa tanto por esquejes de ramas como de hojas. Se aconseja que la reproducción por esquejes se realice en primavera aunque en climas templados se puede llevar a cabo durante prácticamente todo el año.

Floración

La floración se produce entre la primavera y el verano, las flores son de color rosa o blanco y tienen forma de estrella, son hermafroditas y se agrupan en racimos.

Para estimular la floración debes dejar de regar por completo en otoño. La combinación de días más cortos, noches frías y falta de agua durante varias semanas producirán la floración alrededor del comienzo del invierno.

Enfermedades

Raramente sufre el ataque de insectos, en este caso se pueden retirar con un paño empapado en una mezcla de agua y alcohol. El mayor peligro como hemos dicho antes es la pudrición de la raíz por exceso de humedad.

 

Un comentario en "Arbol de Jade"

  1. Antonia dice:

    Gran articulo, gracias

¿Y tú, qué opinas?

Tu email no se mostrará ;)