Hibiscus Syriacus

También conocido como Rosa de Siria, el Hibiscus Syriacus es un precioso arbusto que florece en los meses de verano. A pesar de su nombre común, este seto no es una rosa en absoluto. No importa el nombre con que el que la llames, es igual de encantadora. Aprende todo lo que necesitas saber para hacerla crecer en tu jardín personal.
Favorita entre muchos por poseer un aspecto tropical. Sus grandes flores varían entre los tonos rosados, azules, rojos, blancos y púrpuras. Suelen ser onduladas, dando la impresión de que están hechas de papel crepé. Se abren a finales del verano para caer, cuando otros están aún brotados. Es fácil de crecer, poco exigente y muy feliz en pleno sol o a sombra parcial. Debido a su naturaleza prefiere el suelo húmedo y bien drenado, sin embargo es muy tolerante en diversas condiciones de crecimiento, incluyendo los períodos de sequía, así como la exposición a la contaminación. Aspecto que lo hace excelente para jardines urbanos. Procura indagar un poco en tu centro de jardinería local para saber qué tipo de Hibiscus estás por plantar, esto puede afectar su período de floración. Generalmente se encuentran dos tipos de Rosa de Siria que son totalmente diferentes en apariencia.
  • Anual: no tolera las temperaturas frías. Posee hojas de color verde intenso brillante, flores principalmente amarillas, rosadas, o rojas, tanto individuales como dobles.
  • Perenne: muere durante el otoño y vuelve la primavera siguiente. Es un arbusto que florece en rojo, rosa o blanco. Con hojas de un color verde muy apagado.
Es importante que conozcas que independientemente del tipo, sus enormes flores en forma de embudo, generalmente no duran más de un par de días. Sin embargo, esta planta prospera abundantemente.

Plantación de Hibiscus Syriacus

Por requerir de un mantenimiento mínimo, crecer lentamente y tener una resistencia natural a las plagas, es uno de los favoritos entre los aficionados y jardineros más dedicados. Plantar es una tarea bastante fácil que sólo te llevará un poco de tiempo.
La Rosa de Siria se puede sembrar durante la primavera o el otoño. Generalmente, tienden a brotar un poco tarde en primavera, así que no te alarmes si observas que tu sembradío se ve un poco apagado al comienzo de la estación. Una vez completado el proceso de la siembra, podrás disfrutar de esta nueva incorporación en tu huerto personal durante un par de años. Para realizar la siembra procura hacer lo siguiente:
  • Determina el lugar de la siembra. Procura que no sea rodeado por otras plantas que impidan su desenvolvimiento para crecer. El suelo debe drenar muy bien.
  • Cava un agujero. Cava una profundidad de sistema de raíces de al menos 2 a 3 veces más ancho que el bote del trasplante.
  • Trasplanta el arbusto. Coloca suavemente el recipiente donde la has comprado en el suelo. Retírala cuidadosamente y colócala en posición vertical en el suelo. Antes de rellenar el agujero, agrega una cantidad de agua y deja que se absorba por completo.
  • Vuelve a llenar el orificio. Utiliza la suciedad excavada para rellenar el agujero. Presiona suavemente para estabilizarla y riégalo de nuevo hasta que el suelo alrededor esté empapado.
  • Aplica abono u otro fertilizante. Ponlo alrededor del tallo en un área lo suficientemente grande para cubrir la suciedad alterada. Sin que toque directamente el tallo.

Cuidados de la planta

Una vez que el Hibiscus Syriacus se encuentra en el suelo, debes saber que sus orígenes son clave para las condiciones de su desarrollo. En este sentido, compartimos contigo algunos de los cuidados generales que debes emplear en caso de obtenerlo.
  • Regar con frecuencia, pero no agregar demasiada agua. Al menos tres veces por semana cuando es joven. A medida que madura reduce el riego a dos veces por semana.
  • Fertiliza cada primavera, sin sobrealimentarla. La rutina adecuada de alimentación le mantendrá sano y hermoso.
  • Poda a finales de invierno o primavera durante los primeros días para controlar su tamaño.
  • Dale al menos 6 horas de sol al día.

Plagas o enfermedades

Las hojas amarillas que la Rosa de Siria obtiene con el tiempo generalmente significan que estas hojas de están volviendo viejas y pronto serán reemplazadas. Si observas que tu planta posee demasiadas hojas amarillas, esto significa que está estresado. Las razones más comunes son:
  • Bajo riego
  • Infestación de plagas
  • Cambios ambientales drásticos
Aunque pocas plagas dañan a los Hibiscus Syriacus, en la mayoría de las áreas donde se establecen; los ácaros de la araña, pulgones, moscas blancas y los escarabajos japoneses se encargan de deteriorar sus hermosas hojas. Existen muchas soluciones para prevenir o tratar cualquier infestación. Las soluciones de jabón y agua, bicarbonato de sodio disuelto en agua, pesticidas comerciales o medios físicos pueden controlar cualquier enfermedad.

Consejos y recomendaciones

Todas las variedades de Hibiscus Syriacus florecen típicamente por el mes de agosto, y su período tiene una duración de al menos tres semanas, el cual podría extenderse si el clima es cálido. Cuando crece en la posición correcta se cuidará a sí mismo sin exigir muchas atenciones. Toma en cuenta algunos de los mejores consejos y recomendaciones que a continuación compartimos contigo para que puedas aprovecharlo cada año:
  • Como le gusta el pleno sol. En caso que te encuentres en una zona de verano muy caliente y luz solar fuerte, proporciona sombra durante la parte más caliente del día. Si por el contrario, no hay luz directa utiliza iluminación suplementaria.
  • Toma una distancia de al menos un metro entre cada seto para permitir un amplio espacio de crecimiento.
  • Antes de sembrar, si las raíces están apretadas y torcidas córtalas un poco para aflojar la bola de raíz.
  • Controla el riego. Si está inundada comenzará a mostrar hojas amarillas porque estás sofocando las raíces.
  • Si el drenaje se convierte en un problema, trasplántala a un área que drene adecuadamente.
  • Utiliza musgo de turba en el suelo para aumentar el drenaje.
  • Evita podar durante el verano.
  • Prueba sembrar en línea recta para crear el efecto de seto o valla colorida. Incluso puedes utilizarlo como telón de fondo para arbustos y flores más pequeños.
  • Crecerá bien en la arcilla a través de los suelos ligeros.

¿Y tú, qué opinas?

Tu email no se mostrará ;)